Pedro Angel González

Religión

"NO MATARAS".

Escrito por Copey-Madruguero 04-09-2016 en Religión. Comentarios (0)

5to MANDAMIENTO – "NO MATARAS".

Las principales escrituras religiosas ordenan al hombre vivir sin matar innecesa­riamente.

El Antiguo Testamento instruye: "No Matarás" (Éxodo 20:13). Esto tra­dicionalmente se malinterpreta como si se refiriera sólo al asesinato, pero el hebreo original es "lo tirtzach", lo cual se traduce claramente como "No Matarás". El diccionario completo Hebreo‑Inglés del Dr. Reuben Alcalá dice que la palabra tirtzach, especialmente utilizada en el hebreo clásico, se refiere a "cualquier clase de matanza", y no necesariamente al asesinato de un ser humano.

Aunque el Antiguo Testamento contiene algunas prescripciones para comer carne, es muy claro que la situación ideal es el vegetarianismo. En el Génesis (1:29) en­contramos que Dios Mismo proclama: "He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla os serán para comer". En el Génesis (9:4) también se prohíbe directamente el comer carne: "Pero carne con vida, que es su sangre, no comeréis, porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de mano de todo animal, la demandaré".

En otros libros de la Biblia también se condena el comer carne. Isaías (63:3) dice: "El que sacrifica un buey es como si matase un hombre. (1:11) ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y del cebo de animales gordos, no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos". En la Biblia se menciona la historia de Daniel que mientras estaba en la cárcel de Babilonia rehusó comer carne y prefirió alimento vegetariano simple.

En un estudio profundo de los escritos griegos se muestra que la vasta mayoría de palabras traducidas como carne son "trophe", "brome" y otras palabras, que sim­plemente, quieren decir alimento, o comer en un sentido amplio. Por ejemplo en el Evangelio de San Lucas (8:55) leemos que Jesucristo resucitó a una mujer y "mandó que le dieran carne". La palabra griega original traducida como "carne" es "phago", que significa sólo "comer". La palabra griega carne es "kreas" y nunca es usada en relación con Jesucristo.

En ninguna parte del Nuevo Testamento existe alguna referencia directa de Jesucristo comiendo carne. Esto coincide con la famosa profecía de Isaías acerca de la aparición de Jesucristo que dice: "Hé aquí, que una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y se llamará Enmanuel. Mantequilla y miel él comerá, y así sabrá rechazar lo malo y elegir lo bueno".

Clemente de Alejandría, Padre de la Iglesia, recomendó una dieta sin carne, ci­tando el ejemplo del Apóstol Mateo, que se alimentaba de semillas, nueces y vege­tales.

San Juan Crisóstomo consideraba que comer carne era para los cristianos una costumbre muy cruel y antinatural. El dijo: "Imitamos a los lobos y a los leopardos, y somos peor que ellos, debido a que Dios nos ha honrado con el habla y la equidad. Nos hemos vuelto peores que bestias salvajes".

San Benedicto, el fundador de la Orden Benedictina, ordenó a sus monjes tomar sólo alimentos vegetarianos. La orden Trapense también siguió estrictamente una dieta vegetariana.

 En el Evangelio de la Paz de los rollos del Mar Muerto, Jesús dice: "Y la leche de toda bestia que se mueve y que vive sobre la faz de la tierra será carne para vosotros, así como les he dado a los animales la hierba verde, así doy a vosotros su leche; pero la carne y la sangre que le dan vida no la comeréis".

"Pero el que mata a una bestia sin razón, aún cuando la bestia no lo ataque, por deseos de matar, o por su carne, o por su piel, o por sus colmillos, mala es la acción que hace, pues se torna en bestia salvaje él mismo. Su fin es también como el de la bestia salvaje" (Capítulo XXIII 10‑14). Traducción del Aramaico por Edmond S. Bordeaux.

El mayor número de vegetarianos del mundo se encuentra en la India, la tierra del hinduismo y del budismo. El Señor Buda advino con el propósito de detener la matanza irrestricta de animales y establecer su doctrina de "ahimsa" (no violencia), la cual, junto con el vegetarianismo, El estableció como paso fundamental en el sendero de la elevación de la conciencia.

Las Escrituras Védicas de la India, que preceden al budismo, también establecen la no violencia como el fundamento ético del vegetarianismo. El Manusamhita, el antiguo

libro de leyes de la India dice: "Habiendo considerado bien el desagradable origen de la carne y la crueldad de la matanza de seres vivos, uno debe abstenerse comple­tamente de comer carne".

En el Bhagavad‑gita (5.18), Krishna explica que la perfección espiritual comienza cuando uno puede ver la igualdad de todos los seres vivientes. "El sabio humilde, en virtud del conocimiento verdadero, ve con igual visión a un brahmana (sacerdote) erudito y apacible, a una vaca, a un elefante, a un perro y a un paria". Krishna también nos instruye a adoptar los principios del vegetarianismo espiritual cuando El dice: "Ofréceme con amor y devoción una fruta, una hoja o agua, y Yo lo aceptaré".

Hay personas que se excusan diciendo que los animales son seres inferiores, pero en realidad todos somos hijos de un mismo padre y los animales son como nuestros hermanos menores. ¿Acaso está bien matar a un hermano porque éste es menos inteligente?


POLICÍAS CANADIENSES MEDITANDO VS. POLICÍAS CUBANOS REPRIMIENDO.

Escrito por Copey-Madruguero 19-04-2016 en Exilio. Comentarios (0)

POLICÍAS CANADIENSES MEDITANDO VS. POLICÍAS CUBANOS REPRIMIENDO.
(Pedro Ángel González García. Abril 18 del 2016)

Esta imagen cambia la manera de ver nuestra fuerza de policía! policías canadienses meditan antes de salir a la calle para llevar la paz y la justicia a la gente.
Estas imágenes van a cambiar la manera de ver la fuerza de trabajo. Los agentes de policía meditan antes de llegar a las calles para llevar la paz a nuestro pueblo.
Los agentes de la Policía Regional de Ontario asistieron a un templo la semana pasada para una conferencia sobre meditación de atención plena y filosofía de paz.

La meditación es un medio para transformar la mente. Prácticas de meditación de fe son técnicas que estimulan y desarrollan la concentración, la claridad, el positivismo emocional, y una calma visión de la verdadera naturaleza de las cosas. Al comprometerse con una práctica de meditación particular, se aprende los patrones y hábitos de la mente, y la práctica ofrece un medio para cultivar nuevas formas más positivas del ser. Con un trabajo regular y paciencia estos nutritivos, estados de ánimo se centran y pueden profundizar en estados profundamente pacíficos, brindando energía a la mente. Tales experiencias pueden tener un efecto transformador y pueden conducir a una nueva comprensión de la vida.

"CREO QUE EN GENERAL, LA GENTE TIENE UNA IMPRESIÓN NEGATIVA SOBRE LOS AGENTES DE POLICÍA, Y VIENDO ALGUNOS OFICIALES QUE TRATAN DE HACER LA MEDITACIÓN CONSCIENTE, BUSCANDO PAZ INTERIOR Y ESTAR EN UN TEMPLO DE CUALQUIER RELIGIÓN O FRATERNIDAD DE FE, CREO QUE ES MUY POSITIVO PARA ALGUIEN QUE DEBE CUIDAR LA PAZ DE LOS DEMÁS"

Para crecer como parte de la comunidad aplicadora de paz, tiene que ser auto-cumplida y esto puede hacer una gran diferencia en nuestro mundo. Los agentes de policía tratan de prevenir la delincuencia y accidentes, mejorar la seguridad pública, detectar y llevar a los delincuentes al respeto, y mantener el orden público. Ellos no pueden hacer justicia a la sociedad si no poseen una quietud centrada desde lo profundo de modo que puedan servir a los demás desde un lugar de igualdad y el equilibrio. La meditación trae armonía a un lugar lleno de violencia y puede transformar nuestro mundo trayendo la paz. La paz comienza desde dentro, con nosotros mismos, y va a transformar este mundo nuestro de adentro hacia afuera.

Cuando pienso en todas las injusticias que se cometen en Cuba a manos de la "justicia policial" me doy cuenta que el problema no es de salario, corrupción, puesto, falta de conocimiento, falta de motivación, cada día buscan generar más reglas, leyes más estrictas como si eso tuviera algún impacto real tomando como ejecutor el gobierno dictatorial, no tengo duda que la mayoría de aquellos que ejercen la justicia policial en todas sus ramas, no tienen la claridad mental para definir que no están ahí para EJERCER LA AUTORIDAD NI EJECUTARLA, SINO PARA LLEVAR LA PAZ Y LA TRANQUILIDAD A LA CIUDADANÍA, Pero si ellos no tienen paz, no saben que es la paz, nunca van a poder llevar a otr@s lo que no tienen, solo sirven como autómatas esclavos regidos por su emperador castro-comunista, quizá es tiempo que esa fuerza humana comience a mirar desde otro ángulo y cambie su enfoque para que todos nos veamos beneficiados, que esto sirva de ejemplo para esos que nos leen a diario, y sepan que ellos tienen derechos que nunca se los han dejado ejercer, como son el derecho a creer o no en un a fe, a asociarse, a expresarse libremente y sobre todo a ser libres y no esclavos de nadie, mas de 50 años con el caudillismo gubernamental cubano, sirviendo sin derechos, ni privilegios es ya cosa retrógrada, al ser humano, pero siempre es tiempo para aprender y hacer, así que esos órganos policiales represivos, pueden empezar a pensar en LO DIFERENTE QUE SE SIENTE AL TENER DERECHOS Y DEBERES CON EL PUEBLO Y COMO CIUDADANO.


Tu puedes ser parte del cambio, defiende tus derechos.

Salu2 & T.·.A.·.F.·.


QUE QUIERO

Escrito por Copey-Madruguero 06-04-2016 en Religión. Comentarios (0)

QUE QUIERO

(Pedro Ángel González García – 2 de marzo del 2014)

No quiero una espiritualidad rígida, dominada por las reglas y de mentalidad estrecha, intolerante e intrascendente. No quiero una religión decepcionante aburrida y sin gracia. Estoy dispuesto y con frecuencia listo en hacer compromisos y cambiar mi estilo de vida de manera que pueda parecerme mas a mi, pero no quiero sentir que mi fe esta tan confinada que no pueda ser creativo y capaz de alcanzar mi plenitud.

No quiero una espiritualidad que me haga apagar el interruptor de mi mente, que ahogue mi deseo de hacer preguntas y que me convierta en un zombi, sin creencias firmes y sin ningún estimulo para pensar. Me gustan las experiencias religiosas y aprecio el entusiasmo espiritual, pero me incomoda el emocionalismo descontrolado y huyo de cualquier espiritualidad que parezca no tener cimientos sólidos de revelación divina, aceptación comunitaria o pensamiento racional.

No quiero una espiritualidad permisiva en la que otros me manipulen o que me aliente a manipular a otros. Para ser sincero, conozco mis debilidades tan bien, que no quiero una espiritualidad que dependa exclusivamente de mi, de mis preferencias o fantasías, y de mi habilidad de encontrar explicación en mi ser interior.

Prefiero depender del Arquitecto del Universo, del Creador. Creo que la vida cristiana es una vida feliz, fraternal y libre. Quizás como una vida ¨salvaje¨, alguien con quien he aprendido mucho, me llamo así por mi forma de creer, y me gusto, porque es sinónimo de no domado, me identifico con ese calificativo.

Como en el ajedrez la vida tiene sus gambitos y a mi me parece bien jugarlos, la victoria después del sacrificio tiene un sabor distinto.

Salu2 - TAF